Queridos todos, ¡bienvenidos!

Ya somos bienvenidos en serenidad y paz.
Renuevo mi invitación a participar en nuestra reunión diaria.

¿Cómo participamos?

A una hora del día nos sentamos en silencio durante unos 12 minutos.
Con la espalda recta y los ojos cerrados, escuchamos la respiración.
Después de un tiempo nos reunimos pacíficamente.


Liebe alle, wilkommen! Cari tutti, benvenuti! Chers tous, bienvenu! Caros colegas, bem-vindos! Drodzy wszyscy, witajcie! Lieve iedereen, welkom! Dear all, welcome!